Almacenamiento

Usted acaba de comprar su primera canoa, ¡FELICIDADES!
Ahora tiene que cuidar de su joya.
 
Enjuáguelo siempre con agua dulce para eliminar la sal.
 
Nunca deje su canoa al sol sin cubrirlo con la funda, a la fibra de carbono no le gustan los rayos U.V.
 
Construya un nido para su bebé, con el apoyo en la zona de inserción de los iakos (la parte más sólida de la embarcación).

Es importante destacar las diferencias entre transportar una OC1 y otro tipo de equipo (p.ej.: bicicletas), debido a su longitud y delicada naturaleza. Ciertas medidas le podrán ayudar a transportarlo con más seguridad durante rachas de viento o mayor velocidad de conducción. Pero, utilice SIEMPRE el sentido común, el algunas condiciones, el viento o la velocidad podrían dañar su canoa si esta no está montada correctamente.

Si dispone de cunas, lleva la canoa con el lado derecho hacia arriba. Si tiene almohadillas, lleva la canoa al revés.
Use las correas para mantener la canoa bien sujeta. ¡No apriete demasiado! Esto podría causar golpes de presión y abolladuras a la parte de la canoa en contacto con los bastidores. Asegúrese de ajustar la correa tanto delante como atrás. Cada correa debe pasar la canoa por arriba, por debajo del travesaño, y luego otra vez por encima de la canoa y por debajo del travesaño, creando una forma de U. Puede utilizar una cuerda de goma para sujetar la canoa mientras la ata con las cuerdas, esto puede ser útil en caso de viento.

SIEMPRE comprobar la correcta sujeción de la canoa desde cada lado, asegurándose de que no se mueve de izquierda a derecha o de adelante hacia atrás. Compruebe la sujeción de la canoa cada vez que pare a por combustible, alimentos, etc. y se aleje del coche. Este es un buen hábito, ya que algún día podría distraerse al cargar su canoa, regresar y empezar a conducir sin haber las atado las correas. Lo más seguro es tener el hábito de comprobar siempre la sujeción de la canoa antes de conducir.